TALLER ANUAL DEL COLEGIO CLÍNICO: LÓGICA DEL CASO

LUNES 19.30 A 21 HS

PRIMER CUATRIMESTRE:

RESPONSABLE: Vanina Muraro

ENSEÑANTES INVITADOS: Silvana Castro Tolosa y Rita Mantegazza

SEGUNDO CUATRIMESTRE:

RESPONSABLE: Carolina Zaffore

ENSEÑANTES INVITADOS: Mariano Pujana y Luciano Salinas

La modalidad de trabajo será la de un taller. Consistirá en el acompañamiento al cursante en la escritura de un material clínico y su presentación grupal ante el conjunto de sus compañeros donde tendrá lugar la conversación clínica al respecto de los puntos más relevantes de la viñeta.

Una discusión clínica supone la elaboración de saber sobre la experiencia al tiempo de cada uno, lo cual admite diversos acercamientos (incluyendo la función de AT, las co-admisiones etcétera). El curso es abierto a todos los cursantes, cuenten o no con práctica asistencial en instituciones y/o consultorios privados.

FUNDAMENTACIÓN:

A falta de técnicas predeterminadas ¿qué hacemos los analistas en el consultorio? ¿Cómo intervenimos? ¿Qué de nuestra palabra y cinética funciona como “interpretación”? ¿Cómo reconocemos sus efectos? Constatamos que no es nada sencillo enunciar y aislar la acción del analista. Y no se trata de un déficit, sino que es parte esencial de nuestro oficio. El acto en sí mismo involucra una dimensión de desconocimiento y exige ser leído retroactivamente, junto a otros.

Tropezamos frecuentemente con la dificultad en la exposición de la clínica psicoanalítica: especialmente, la complejidad que conlleva aislar la interpretación y el síntoma. La interpretación es un texto de una materialidad que trasciende al significante en su utilización más habitual. Este obstáculo para situarla se evidencia con asiduidad en la presentación de casos clínicos, especialmente, a la hora de transmitir la lógica de una cura ya que cuando la interpretación queda desdibujada en el texto, el caso se trasforma en una compilación de avatares de la vida del paciente y, aun cuando podamos observar mejorías, nos resulta imposible reconducirlas a algún accionar del analista. El síntoma, como respuesta dividida del sujeto es señalado por Freud como la brújula de un análisis y nos permite el acceso y la particularidad diagnóstica; sin embargo, su formulación no siempre es simple o inmediata. Debido a ello se privilegiará en los materiales la respuesta asociativa o transferencial del paciente a las intervenciones del analista y la ubicación del síntoma.

En el “Taller de la Lógica del Caso” nos proponemos trabajar sobre las especificidades de este tipo textual en psicoanálisis, tomando como perspectiva general lo señalado tanto por Freud como por Lacan: el analista es “al menos dos”, uno en su acto y otro al momento de dar razones. La operación de la escritura permite recuperar la lógica de la experiencia clínica y posibilita el intercambio y la discusión en el lazo de la comunidad analítica.

Quiero compartir
farp2015
Cerrar